comprar-aplazame

3 claves por las que te interesa comprar con Aplazame

Déjame que te haga una pregunta, ¿alguna vez has dejado un carrito abandonado en un ecommerce porque te has echado atrás en el paso del pago? Seguro que sí, ¿verdad? Pudo ser porque el periodo de entrega era muy extenso, porque no estabas completamente seguro de la compra, o porque finalmente el precio fuera algo elevado y pensaste que «mejor en otro momento».

Con los dos primeros motivos, desde Aplazame no podemos hacer demasiado, pero sí podemos ayudarte si la razón por la que no finalizaste tu compra fue la tercera 😉 Y es que, ¿habrías terminado tu compra si la tienda te hubiera permitido financiar? Probablemente, sí. Por ello hoy quiero contarte tres motivos por los cuales la financiación instantánea puede convertirse en tu método de pago preferido de ahora en adelante.

La financiación inmediata te dará una mayor flexibilidad en tus pagos

Con el pago a plazos tú decides cuándo y cuánto quieres pagar cada mes. Podrás elegir el número de cuotas en el que quieres dividir tu compra y también el día del mes en el que la abonarás. De esta manera, podrás distribuir de una manera mucho más eficiente tus compras y no tendrás que renunciar a aquello que te hace ser y estar mejor.

Además, podrás tener controlado en todo momento tus pagos desde tu Panel de Control de compradores. Estate al tanto de qué cuota se va a cobrar próximamente, su importe, la fecha de financiación del crédito, etc.

Aplazame hace que el proceso de solicitud de tu financiación sea muy sencillo

¡Sí! Tan fácil como que solo tienes que elegir Aplazame como método de pago en tu tienda y, a continuación, añadir los pocos datos que solicitamos. Una vez hayas finalizado tu solicitud, te daremos el resultado de la misma de manera inmediata, tanto si es aceptada como denegada. ¡Así de sencillo!

Al contrario de lo que ocurre con otras financieras tradicionales, en Aplazame no es necesario que nos envíes documentación adicional. Para aprobar tu solicitud no necesitaremos ni contrato, ni nóminas, ni ningún documento similar.

Además, el proceso de solicitud es muy sencillo y fácil de usar. En Aplazame nos apasiona el diseño y la usabilidad y es uno de los pilares clave de nuestra plataforma. Recuerda que lo que queremos es ponértelo fácil 😉

En Aplazame no hay costes ocultos ni letra pequeña

En el momento en el que estés en la tienda en la que quieres realizar la compra y selecciones Aplazame como método de pago, verás lo que tendrás que pagar en cada cuota, sin ningún céntimo de más 😉 Y es que en Aplazame no hay letra pequeña, a lo largo de todo el proceso de solicitud verás el importe de tu crédito y la cuantía final de cada cuota.

Solo tendrás que tener en cuenta que en el mismo momento de la compra tendrás que abonar la entrada, un importe que se resta del total del crédito y que podrás ver a lo largo de todo el proceso de solicitud. El pago de esta entrada es imprescindible y nos permite comprobar tu identidad y validar la tarjeta a la que has asociado la financiación.

Gracias a estas tres razones ya sabes por qué la financiación inmediata puede convertirse en tu forma de pago preferida 🙂 Ahora te toca a ti aprovecharla y comprobar todas estas ventajas, ¿te animas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.